¡Ya no tengo bebés!

25/10/17

No es exageración cuando las tías y las abuelas te dicen que disfrutes al máximo a tus hijos porque crecen en un abrir y cerrar de ojos. Lo estoy comprobando. Están creciendo, y mucho. Los chiqueo como nunca y me desairan como siempre. Ya se sienten niños grandes, independientes y autónomos. Pero igual que desde que nacieron serán mis bebés.


Este cumpleaños fue muy especial, porque si bien no fuimos muchos fuimos los elegidos. Vinieron los abuelos de México y fue el mejor regalo que el dinero no puede comprar. Los vi más dichosos que nunca y más realizados en el cariño y el afecto que sólo es capaz de brindar una abuela amorosa.


Y como saben lo piki que soy, por más sencillo que sea el festejo en el parque, tuvimos que hacer piñatas coloridas, tags de gatos, agradecimientos y una mini guirnalda.

Estuvimos muy felices y sobre todo agradecidos de que nuestros retoños van cobrando forma por el mundo y llenándolo de luz. Sus pensamientos, sus risas, sus ideas, todo parece embonar tan perfectamente en un mundo de prosperidad y alegría. ¡Sigan así hijos! Nunca pierdan esta esencia que tienen a sus 5 y 7, y sigan cumpliendo sus más profundos anhelos. 


Como verán, los temas de sus fiestas siguen siendo a gusto de mami (me aprovecho que a ellos les viene igual uno que otro y jamás se deciden). Piñatas, pastel y niños es lo único que necesitan para divertirse como locos. Mientras confíen esas decisiones en mami yo seguiré ilustrando sus cumples con mis dibujitos favoritos jijiji. 

Publicar un comentario

© karen thaco. Design by Fearne.